No son todos los que están, pero están todos los que son. Posicionamiento.

Como decía uno de mis profesores en la universidad, si no apareces en la primera página de Google, no existes. Quizá parezca radical, pero hay que reconocer que no estaba muy equivocado. Siendo esto así podemos decir que es necesario que además de crear un buen web site dediquemos esfuerzos a su posicionamiento. Cierto es que podemos dar a conocer la URL de nuestro sitio mediante los medios de publicidad básicos, a través de materiales complementarios como vallas publicitarias, posters… pero aún así es deseable que los potenciales clientes puedan encontrarnos fácilmente durante el tiempo que se dedican a navegar en Internet. Tenemos que lograr un buen posicionamiento, no solo apareciendo en los motores de búsqueda, sino  estando entre los primeros resultados, el cliente identifica estas primeras posiciones con las mejores empresas. Para conseguir nuestro objetivo tenemos dos opciones, que pueden ser complementarias, contratar un buen posicionamiento a la empresa que gestiona el buscador u optimizar el sitio de comercio electrónico y su usabilidad para que el buscador lo sitúe entre los primeros. Ambos métodos derivan en procedimientos SEO o SEM.

Es importante saber que cada buscador tiene su propio algoritmo, es decir, dependiendo del buscador utilizado una misma marca puede aparecer en una posición u otra. Por tanto, para elaborar una correcta estrategia de posicionamiento tendremos primero que ponernos en el lugar del potencial cliente e imaginar cuales son las búsquedas más habituales que podría realizar a la hora de buscar un sito de comercio electrónico como el nuestro y en segundo lugar ser consciente de cuáles son los principales buscadores, con el objeto de realizar esfuerzos solo en ellos.

Nos puede ayudar a desarrollar las distintas estrategias el hecho de comprender como actúa un buscador, pues bien, eso a lo que llamamos buscadores son aplicaciones software capaces de realizar una búsqueda lo más rápida posible en un archivo alojado en los servidores. Se denomina araña la parte de estos encargada de rastrear las páginas web identificando las palabras o recursos incluidos en ellas, para posteriormente anotarlo en un índice en el que cada entrada se relaciona con la URL de la página: INDEXACIÓN. Durante ésta, es posible que se descubran nuevas páginas referenciadas por las páginas que la araña está analizando (outbound references). Esta se realiza varias veces al año, dependiendo del buscador. En este proceso el contenido de una página web se identifica textualmente y mediante una categorización según la importancia de la web. Una vez completado, el buscador procede a valorarla a través de algoritmos matemáticos.

En España nos centraremos en el análisis de Google, que es el principal buscador. Su araña se denomina GoogleBoot y PageRank son el conjunto de algoritmos que determinan la importancia de cada página. Esta importancia la determina asignando puntuaciones de 0 a 10, siendo 0 la puntuación de los sitios no indexados o que desarrollan prácticas ilegales, 1 la calificación mínima y 10 la máxima (conseguida por muy pocos sitios). PageRank atribuye mayor importancia a una web cuantas más referencias externas tiene y cuanto más relevantes son las páginas de las que las obtiene, también otorga más relevancia si la página que nos referencia solo está referenciándonos a nosotros. Podremos conocer el PR de nuestra web en la página de herramientas de Google.

Debemos recordar que tras la creación o modificación sustancial de la web será necesario informar a los buscadores registrando las nuevas webs de forma manual. Informaremos de un cambio de dominio (de manera que no perderemos el posicionamiento), de la desaparición de una página web o cambio por otras, para que las búsquedas no conduzcan a páginas inexistentes  pareciendo errores internos, incluso cabe la posibilidad de informar al buscador de que hay una serie de contenidos que no queremos que indexe. Estas comunicaciones se pueden realizar mediante sitemaps, ficheros XML que permiten al buscador conocer todas las páginas oficiales de un sitio. Alguna de estas comunicaciones a pesar de no realizarse se detectará de forma natural en el momento en el que la araña realice su próxima exploración, pero supondrá varios meses y tendrá repercusión negativa en nuestro posicionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *