Comercio electrónico, primera aproximación.

Al hablar de e-commerce podemos caer en el error de pensar que se trata simplemente de la venta de productos on-line, sin tener en cuenta que es mucho más que eso, incluye transferencia de información, transferencia de un bien o servicio, transacción monetaria, servicio postventa, logística, actividades de promoción, acuerdos comerciales… Se trata de una nueva manera de hacer negocios en la que las empresas
han encontrado una gran oportunidad de emprendimiento, puesto que no existen ni barreras ni fronteras geográficas, y ofrece un amplio abanico de actividades y tecnologías.

Consecuencia de este nuevo mercado podemos perfilar un consumidor que demanda valores como: cercanía, experiencia, accesibilidad, movilidad, fidelización, sencillez ,ubicuidad y rapidez. Pero también existen barreras psicológicas derivadas de la intangibilidad de nuestra empresa y la falta de seguridad que se presupone al mundo on-line y que afectan al consumidor.

Los factores que han impulsado el crecimiento de este comercio, son:

  • Accesibilidad al producto o servicio.
  • Precio: existe la idea de que Internet es más barato.
  • Comodidad: posibilidad de comprar cualquier día a cualquier hora y desde cualquier sitio.

El comercio on-line es válido para cualquier tipo de producto, pero hoy en día los productos más vendidos son los relacionados con el ocio (entradas,libros, música,restaurantes…). Hay que reseñar que en los últimos años está experimentando un crecimiento importante la venta de artículos de moda y electrónica.

Uno de los factores clave que determinará el éxito de nuestra propuesta de negocio será el canal de distribución y comunicación. Hablamos generalmente de la web, esta debe ser funcional e intuitiva para que el consumidor no la abandone antes de efectuar  la compra. Es por este motivo por el que el proceso de compra y el check out son fundamentales. Junto con esto debemos seleccionar minuciosamente los medios de pago ya que juegan un papel clave en la tasa de conversión. Elegiremos el mejor mix de los mismos (Paypal, TPV virtual, transferencia bancaria, contra reembolso…)en función de muestro público objetivo, y nuestro negocio .

La máxima del e-commerce es que el producto debe estar en el momento y lugar requerido por el cliente  por ello otro de los aspectos clave de estos negocios es la logística, tantola de envío como la inversa (de devolución). En base a esto será necesario tomar decisiones relacionadas con el aprovisionamiento y el almacenaje.

Además, para el correcto desarrollo de una tienda on-line es necesario seleccionar una plataforma tecnológica. Estas permiten administrar y gestionar los procesos operativos, el almacén…Existen dos tipos: front-end (parte que ven los usuarios, en la que se pueden hacer las compras) y back-end(área de gestión que permite controlar la tienda y las operaciones). Seleccionaremos la tecnología que creamos pertinente en función de nuestra actividad y lo que de ella esperemos.

Como en cualquier otro negocio el marketing juega un papel decisivo. Podemos distinguir tres estrategias de mk para el e-commerce:

-Adquisición de tráfico a la web: trabajando sobre lanotoriedad de la marca o enfocándonos en el producto. Existen acciones pull o inboud mk (conseguir que los consumidores nos encuentren en cualquier momento del día) push/outbound (impactando al cliente que busca algo relacionado).

-Conversión cliente potencial en cliente real.Importancia de la analítica web y la experiencia del usuario.

-Fidelización: orientación al mk one to one.

Puedo concluir diciendo que este tipo de comercio nos ofrece un nuevo horizonte que debemos aprovechar, pero eso sí,eligiendo las estrategias adecuadas. Para conocerlas nos sumergiremos de lleno en este complejo mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *